El secreto mejor guardado del mundo


Me prometí no contar jamás la verdad. Pero ahora que nada se puede hacer lo revelaré todo. A aquel monstruo lo llamaban el Dispensador. Abastecía de oxígeno vital a los cien mil habitantes de la única ciudad que quedaba en pie. No nos podíamos desprender de las máscaras. Los empleados observaban la última pareja de Ginko Biloba, aquella especie en peligro de extinción y última fuente de recursos de la que se nutria el Dispensador.  LEE MÁS » http://www.bubok.es/libros/227587/Mi-Recreo

Anuncios

1 comentario

  1. Mi diccionario acaba de aumentar en varias palabras preciosas (terpenos, gimnospermas, heterospóreas, monofiléticos, “flavonoides es una pasada de palabra”) creía que estaba leyendo una oda a la marihuana, ahora acabo de descubrir un árbol llamado Ginko Biloba que puede vivir más de 2500 años… increible.

    Siempre puede rodar alguna semilla cuando se rompa el Dispensador y sólo quede silencio, la naturaleza es sabia.

    Buenísimo relato, luego leo más.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: