Billete de ida


La máquina expendedora de billetes escupió uno de más.

-Perdona, me sobra uno ¿lo quieres?

Compartimos viaje. Ella comenta que vuelve a su pueblo, que allí al menos no tiene que pagar alquiler. Le cuento que voy de visita a casa de mis padres. Recuerdo aquellas tardes de verano, de bicis y piscina, cuando venían “los de Madrid” y parecían más sofisticados, distintos, mejores.

El tren llega a su destino. Viaje al presente de un pasado cambiado, cambiante.

Nos apeamos. Apenas reconozco aquel lugar y supongo que algo parecido ocurrirá con sus gentes. Nunca nos fuimos.

Anuncios

3 comentarios

  1. Es muy interesante.

  2. Este me gusta más que el otro, quizá porque no se si llego a entender su significado… es intrigante, suerte otra vez y gracias por pasar a leer el mio. (ya sabía yo que tendría férrea competencia, jeje)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: